Turbantes oncológicos.

El complemento que tu peluca necesita

separador
necesito un turbante

Las pelucas oncológicas son la solución más rápida a la pérdida temporal de cabello que producen los ciclos de quimioterapia. Conoces de sobra todas sus ventajas, sin embargo, es posible que:

  • No tengas tiempo de cuidarla como se merece.
  • Estás cansada de verte siempre con la misma peluca.
  • Careces de presupuesto para invertir en una segunda peluca e ir alternando.
  • A pesar de su calidad, no te sientes cómoda.

Lo entendemos perfectamente. Por eso, queremos hablarte de una alternativa con la que te puedes sentir más a gusto y que te ayudará a sobrellevar mejor esta enfermedad temporal. Nos referimos a los turbantes oncológicos.

Mucha gente cree que un simple pañuelo puede servir como turbante oncológico y no es verdad. Un buen turbante oncológico es una prenda técnica. Diseñada y fabricada para cumplir la función de proteger la piel extremadamente sensible de alguien que está bajo tratamiento de quimioterapia. Tiene que ser cómodo, que no resbale, que no dé calor, que no pique, que te dé seguridad… ¿Te interesa? Pues sigue leyendo. ¿Tienes peluca? Descubre todo lo que un turbante oncológico puede hacer por ella

 

Peluca para quimioterapia y pañuelo oncológico van de la mano. Son las dos caras de la misma moneda. Ambos se complementan tan bien que hay muchos motivos por los que no puedes dejar de tener un pañuelo oncológico si tienes peluca para quimioterapia. ¡Aquí tienes los 8 motivos para tener ya tu turbante oncológico!

turbantes oncologicos natura

1. Alarga la vida de tu peluca.

Tener turbante puede hacer por tu peluca mucho más de lo que imaginas. Las pelucas, aunque sean de una calidad excepcional, se deterioran con el uso. El roce con la ropa, los rayos del sol, la humedad, el propio sudor que generamos… son factores que alteran las pelucas. Si tienes un turbante oncológico, puedes alternarlo con tu peluca y dejar que ésta descanse. Sobre todo cuando te vayas a dormir, ya que la fricción con la almohada es lo que hace que la peluca se deteriore más.


2. Es la opción más económica.

Muchos pacientes no se pueden permitir tener una peluca o bien, han pagado tanto por ella que quieren tener una alternativa para que les dure más. Piensa que una peluca de pelo natural puede llegar a costar mucho dinero (entre 500 y 2.000 euros), mientras que un turbante de la mejor calidad no alcanza los 50 euros.


3. Es la solución más rápida.

Un turbante no necesita un proceso de corte, adaptación… como una peluca. El día que lo compras, lo estrenas. Mientras que una peluca necesita unos ajustes mínimos para que te quede perfectamente integrada.


4. Es la alternativa más cómoda.

Con los ciclos de quimioterapia la piel se vuelve extra sensible. Algunas personas sienten “dolor” en el cuero cabelludo y no pueden soportar el mínimo roce. Nuestros turbantes están fabricados en materiales suaves como el algodón o el bambú para que tu piel transpire y no tengas sensación de picor.


5. Aparca tu peluca para dormir

Ya sabes que no se debe ir a dormir con peluca. Si es sintética, se deteriorará mucho ya que la fricción con la almohada estropea las fibras; si es de pelo natural, es recomendable utilizar fundas de almohada de seda. Como no es conveniente que te vayas a la cama sin nada en la cabeza ponte un turbante. Recuerda que el calor del cuerpo humano se escapa por la cabeza. Así que no te arriesgues a coger un resfriado en estos delicados momentos de salud.


6. Te ahorra mucho tiempo

Para que una peluca dure, hay que invertir tiempo en ella. Cepillado diario, lavado, arreglos, mantenimiento en cabina… Hay semanas en las que la quimioterapia te deja exhausta. En esos días, ¿sabes la de tiempo que te ahorrarías si tuvieras a mano un turbante?


7. Haz de todo sin preocuparte.

Salir a correr, una clase de pilates, yoga o zumba. Cuando estás haciendo deporte necesitas estar concentrado en ti y no en el estado de tu peluca.


8. Estrenas nueva imagen.

Un turbante puede decir mucho de tu estilo o de tu personalidad. Puede que al principio te veas rara con él, es normal. Pero pronto te verás favorecida y hasta te atreverás con estampados, flores y verás lo divertido que resulta combinarlos con tu ropa.

Te ayudamos a elegir tu turbante oncológico

te ayudamos a elegir turbante

Llegados a este punto seguro que estás viendo los turbantes oncológicos con otros ojos. Por eso, te damos 5 razones para que confíes en Natura Hair Systems a la hora de comprar tu pañuelo oncológico:

1. Primera visita gratuita y sin compromiso.

Podrás probarte todos los turbantes oncológicos que quieras sin coste alguno. Y todo ello en la intimidad de nuestras cabinas individuales privadas.

2. Nuestros turbantes están diseñados en Francia y fabricados en Europa.

Empleamos únicamente materiales naturales de la más alta calidad como el algodón o bambú para que tu piel transpire y no tengas sensación de picor.

3. Tu turbante oncológico al momento.

Tenemos un amplísimo stock paro que directamente en la primera visita te lleves tu pañuelo a casa.

4. Asesoramiento personalizado.

Te explicaremos cómo se coloca un pañuelo oncológico, los distintos diseños que existen… Solucionaremos todas tus dudas.

5. Segunda visita de seguimiento totalmente gratis.

Queremos que te quedes 100% satisfecha con tu decisión. Por eso, te citaremos de nuevo a la semana de venir a vernos para valorar cómo te sientes con tu turbante.

¿Necesitas más información?

¡Te llamamos!

Miles de personas ya han confiado en Natura. ¡Solo nos faltas tú!

Evelyn

Siempre he odiado llevar algo en mi cabeza (extensiones, horquillas, cintas de pelo…) pero cuando me detectaron cáncer hace unos años, no tuve más remedio. Me compré una peluca en Natura, y desganada me compré también un turbante sencillito para dormir por las noches. Después de probar tanto peluca como turbante, me decanté al final por usar siempre turbante porque me sentía mucho mejor y más cómoda. Aun con pelo, ¡sigo usándolos!

Evelyn36 años
Raquel

Soy influencer y en mi Instagram siempre he intentado a ayudar a personas que como yo, han sufrido cáncer. Me compré unos cuantos turbantes para combinar con mis outfits de cada día, y tanto a mi, como mis fans, nos encantan! Cómodos, no dañan mi cuero cabelludo, y transpiran. 

Raquel

Rellena el formulario

Nos pondremos en contacto contigo durante el siguiente día laborable. Podremos ayudarte a decidirte y encontrar la solución capilar perfecta para ti