Blog Natura

Noticias, consejos, tendencias e información útil ¡para que estés al día!

alimentos para reforzar las defensas

A veces no nos damos cuenta, pero la falta de ejercicio, dormir menos horas de la cuenta, una alimentación inadecuada y las prisas, son prácticas que poco a poco van debilitando nuestro sistema inmunitario.

Debemos mantener a raya nuestras defensas, pues una carencia de ellas se traduce en un mayor riesgo de contraer infecciones y enfermedades.Toma nota de unos pequeños consejos que te harán sentir mejor por dentro ¡y también por fuera!

Vitamina A
ayuda a la formación y el mantenimiento de los tejidos blandos y óseos, previene y cura las infecciones y mantiene el nivel de mucosa de nuestro organismo. Es, sin duda, un nutriente esencial para el ser humano. Añade a tu dieta alimentos como la zanahoria, las espinacas, la mantequilla, la soja, el atún y el queso; en muy poco tiempo ¡te sentirás mucho mejor!

Vitamina C
la naranja es la portadora por excelencia de esta vitamina antioxidante y cofactor en varias reacciones enzimáticas vitales. El kiwi, el mango, el melón y las fresas son también frutas perfectas para subir los niveles de este componente que, entre otros, te ayudará a prevenir y curar resfriados.

Hierro
relacionado con las anemias, este mineral reduce el número de anticuerpos en el organismo y es necesario para el metabolismo de la mayoría de las células y para lograr una adecuada oxigenación tisular. Las lentejas son unas muy buenas portadoras de este nutriente.

Zinc
se encuentra en la carne y el pescado, y colabora en la rápida cicatrización de las heridas; también mejora el funcionamiento del sistema inmunológico.

Ácido fólico
las verduras de hojas verdes son una fuente muy rica en este nutriente que no es solo un excelente componente para prevenir malformaciones durante el embarazo sino que también tiene otras importantes implicaciones en nuestra salud: por ejemplo, su ausencia o escasez provoca la existencia de más anticuerpos en el organismo.

Selenio
incluye cereales y huevos en tu dieta, tu salud celular mejorará y evitarás su degeneración.

Fibra
mejora el funcionamiento del sistema digestivo.

Además, debes tener en cuenta que el total de las grasas de tu dieta diaria no debe superar el 30% del aporte de energía. En caso de que se trate de grasas saturadas, el aporte no debe superar el 10% del total.

En pocas palabras, cuida tu alimentación el día a día y notarás los efectos positivos 😉

Últimas entradas