cancer de piel

Cancer de piel: ¿Cómo prevenirlo al tomar el sol?

Hay que tener en cuenta el cancer de piel en esta época de sol.

Quemarse al sol alguna vez no supone ningún problema, pero si se produce en repetidas ocasiones se convierte en uno de los factores más importantes en el desarrollo del cancer de piel. Con la protección adecuada, en su justa medida y sin excesos, tomar el sol se puede convertir en una práctica beneficiosa para la salud.

Los principales beneficios de tomar el sol son los siguientes:

Produce la síntesis de vitamina D, de manera que previene la osteoporosis y favorece el sistema inmunitario.

Produce vasodilatación, por lo que se reduce la presión arterial y es el encargado de esa sensación placentera cuando estamos al sol.

Favorece la circulación sanguínea periférica

Ayuda a la piel a reponerse de enfermedades como la psoriasis o el acné.

Consejos para detectar anomalías

Cada día que pasamos expuestos al sol aparecen mutaciones en las células epidérmicas, pero nuestro organismo corrige estas alteraciones gracias a la proteína P53, cuya misión es inmunológica.

El problema llega cuando el daño es excesivo y repetido: aparecen lesiones como los carcinomas y los melanomas. Es necesario tener controladas estas lesiones, que pueden ser manchas, lunares o queratosis y pueden tener aspecto variable.

  1. Si las manchas o lunares han cambiado de tamaño, son diferentes al resto, tienen colores distintos, su aspecto es áspero o rugoso, pican, sangran o parecen una herida que nunca cicatriza se deben extremar las precauciones y acudir al dermatólogo. Prácticamente el 100% de los tumores de piel detectados a tiempo se curan.
  2. Es conveniente habituarse a revisar la piel una vez al mes, mejor delante de un espejo. Debemos fijarnos también en aquellas áreas que no están expuestas al sol, pues también ahí pueden aparecer lunares o manchas sospechosas.
  3. Las zonas clave en el examen son la cara, el cuero cabelludo, las manos, los pies, las axilas, el cuello, el pecho y los glúteos. No debemos olvidar que frente al sol es importante usar crema de un factor de protección alto (no inferior a 30), extremar las medidas con los niños y evitar las horas de mayor intensidad solar, entre las 12 y las 17 horas.
Ya lo sabes, disfruta tomando el sol sin olvidar todos estos tips.

Y si necesitas asesoramiento de nuestros expertos, puedes escribirnos aquí.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario